Tras superar el COVID-19, diputado Nájera pide que lo investiguen y rechaza acusaciones del Reino Unido

0
19

Tegucigalpa – El diputado nacionalista por el departamento de Colón, Óscar Ramón Nájera, reapareció este jueves tras superar el COVID-19, en la sesión virtual del Congreso Nacional, para rechazar las acusaciones en su contra de parte del gobierno del Reino Unido y aseguró que está listo para que se le investigue “porque el que nada debe nada teme”.

El presidente en funciones, Mario Alonso Pérez, pidió un espacio para darle la palabra a su compañero de bancada, quien inicialmente se describió como un ciudadano común y corriente, que a lo único a lo que  se ha dedicado es a trabajar en beneficio del pueblo hondureño.

En ese sentido, pidió al Congreso, nombrar una comisión al más alto nivel integrada por los presidentes de las bancadas, además por la sociedad, civil, operadores de justicia, organismos de derechos humanos “para que investiguen porque yo he sido señalado equivocadamente”.

Agregó que detrás de esas acusaciones “están unos cuantos atorrantes, que se miran como mansas palomas y que solo por quedar bien con el presidente Juan Orlando Hernández, se montan en los aviones en primera clase para ir a despotricar contra el gobierno, así como hacia hombres honrados y trabajadores”.

“No les bastó ir a Estados Unidos, tuvieron que irse a Reino Unido, me da más vergüenza y pena que digan que Óscar Nájera se robó una gallina, que esa atorrante y malévola mentira que han hecho estos boas, pirañas, sapos, lentejas y mentirosos”, agregó el parlamentario.

Sin embargo, sostiene que no se trata de una función expedita “pero que por honor a su madre, sus hijos, esposa y amigos, tomen este tema con la mayor seriedad posible, porque creo sin temor a equivocarme que a mí me transmitieron este virus (COVID).

Relató que estuvo 18 horas en cuidados intensivos “prácticamente en la otra vida, mientras estaba ahí, sacaron esta noticia, que juro ante Dios, me puedo parar en una plaza pública con la biblia y la Constitución en la mano, que si hay un micro de corrupción de mi parte, pido que se me fusile por la gente más honrada y honesta de este país”.

Nájera expresó “tengo el deber y derecho de someterme a cualquier justicia, divina y terrenal, estuve entre la vida y la muerte, pero no quería dejar esto desapercibido pido a la comisión de relaciones exteriores de este Congreso que hable con el canciller Lisandro Rosales para que se me investigue, los más de 50 años de ser un productor de alimentos”.

Finalmente dijo que está enfermo pero con la frente en alto y que no es justo que todavía haya cuartos oscuros que todavía quieran estarle haciendo daño a Honduras “se me ruedan las lágrimas, mi capacidad intelectual apenas está en un 60 %, pero les digo hoy por mí, mañana por ti, solo pido que se me haga una investigación profunda”.

El pasado lunes el canciller británico, Dominic Raab, anunció la creación de un nuevo régimen de sanciones internacionales con el que su Gobierno congelará activos de individuos y organizaciones sospechosas de corrupción en todo el mundo, entre las que figuran funcionarios de Guatemala, El Salvador y Honduras.