Muere menor de cuatro meses por sospecha de COVID-19 en la capital

0
8

Tegucigalpa – Una niña de cuatro meses falleció en las últimas horas por sospecha de la COVID-19, confirmaron autoridades del Hospital de Especialidades María en la capital hondureña.

La portavoz del Hospital María, Gabriela Flores informó a Proceso Digital que en las últimas horas falleció la  menor que se encontraba desde hace dos semanas en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI).La menor fallecida era procedente de la capital hondureña.

El reporte diario de las autoridades establece que ocho menores se encuentran ingresados en ese centro asistencial de los 13 cupos disponibles por lo que su capacidad hospitalaria es del 62 por ciento.

Mientras que en la UCI se encuentran ingresados dos menores.

Preocupación de los pediatras

Hay preocupación entre los pediatras ante el aumento de los contagios en menores de edad y que requieren hospitalización y oxígeno por causa de la COVID-19.

Al menos 30 menores se encuentran hospitalizados entre las ciudades de Tegucigalpa y San Pedro Sula, de los cuales cinco están en cuidados intensivos.

El pediatra Maynor Mata, indicó que los menores están requiriendo oxígeno y han caído en la unidad de cuidados intensivos.

Agregó que el virus está atacando también a los adolescentes dañando sus pulmones de una manera que no lo habíamos visto.

Cepa se ensaña con menores

El doctor Carlos Umaña, dijo que en el Seguro Social de San Pedro Sula hay en estos momentos una docena de menores contagiados con el virus y en condición delicada de salud.

“Estos menores están en condición delicada y hemos tenido a tres en la unidad de cuidados intensivos, pero quizás lo que alarma más es la severidad de los casos. Me decía una pediatra que no había esos pulmones como que, si fueran de adultos, prácticamente la COVID está tratando a los adolescentes y niños mayorcitos de 6 y 7 años como que fueran adultos”, explicó.

Mencionó que también se están presentando infantes con afecciones en el corazón, hígado y páncreas. “Esto debe llamar la atención de los padres de familia, la COVID va por los menores y los adolescentes, si no los cuidan vamos a tener serios problemas y comenzarán las unidades de cuidados intensivos infantil a tener problemas, recordemos que este tipo de UCI solo hay en dos ciudades: Tegucigalpa y San Pedro Sula”, alertó el galeno.

Muchos de los menores afectados oscilan en edades de entre 7 a 14 años, lo que podrían quedar con afectaciones por los daños en sus pulmones ante la agresividad del virus.

Remarcó que la nueva variante que ya circula en Honduras se está ensañando con la población infantil, así como también con las embarazadas.

Umaña pidió a la población que pongan mucha atención para que los menores no sean víctimas de la enfermedad que ahora se ensaña con ellos.