Maestros y alumnos se tienen que “bolsear” para comprar internet

0
21

El coordinador de la red de educación número tres, Marlon Fernández, expresó que, “por el comportamiento de la pandemia regresar de forma presencial, es difícil, porque hay contaminación y muertos, gente intubada y enferma, está bien difícil”.

“Estamos trabajando en planes pedagógicos, con el objetivo de atender los niños, en algunos centros educativos se trabaja con los padres y en otros están de forma semipresencial, si mejora la situación buscaríamos que los alumnos vengan en grupos de 10 por dos horas y trabajaríamos tres días a la semana”.

Fernández, agregó que, “deberíamos de estar dotados, de computadoras, internet y de una buena señal, pero aquí se instaló un centro de computación, con antenas y todo, y hasta la fecha no funciona nada, tenemos nuestro laboratorio de computación en el olvido porque las antenas y nada funcionó, solo dejaron todo como una propaganda nada más”.

Para evitar esa deserción en la zona rural, necesitaríamos buscar formas de trabajo con la dotación de libros de texto, como una opción de forma urgente, ahora iniciando el año, unos 15 días antes de inicio de clases, para dárselos a los padres de familia y hacer una priorización de temas y estarse viendo para ir supervisando los trabajos”, indicó, Fernández.

DIRECTORA: “No estamos listos para un retorno a clases”

La directora del centro educativo, José Manuel Zepeda, Regina Palma, dijo que, “no estamos listos para un retorno a clases porque no contamos con las medidas de bioseguridad que corresponden, nuestra población es bastante pobre, estamos analizando un retorno semipresencial para mayo, dependiendo de la pandemia”.

La estudiante de ll de Informática, Aura Gonzales, dijo que, “con una prima buscamos sectores donde haya señal y nos compartimos internet entre las dos lo ajustamos a veces nos toca irnos casi a la calle principal o irnos a un cerrito porque es bien difícil la verdad tener señal”.

ESTUDIANTE: “Nos toca subirnos a un cerro por algo de señal”

El estudiante de último de diversificado, Anthony Maradiaga, “el lugar donde nosotros vivimos es muy poca la señal, se llama Zepate, nos toca subirnos a un cerro para tener señal y lograr mandar las tareas”.