Conectividad y cobertura para la educación, ¿hay respuestas?

0
28

Tegucigalpa (Por Alejandro García) –Mejorar la conectividad de acceso se ha convertido en el valladar a superar una vez que este lunes comience el nuevo año lectivo, el segundo marcado por la pandemia del COVID y que impide a los alumnos acudir a sus aulas escolares como en el pasado.

– La mejora de internet evitará que cientos de miles de alumnos deserten de clases, como ocurrió el año pasado.

– El año escolar inició este lunes, con la meta de matricular alrededor de dos millones de estudiantes.

– Los centros privados piden apoyo del gobierno mediante préstamos “blandos” porque el 70 por ciento de las instituciones son mipymes.

La conexión de alumnos y docentes vía virtual se ha convertido en la gigantesca tarea a superar por el sector público, el mayoritario en la educación, ya que el sector privado educativo ya hizo las inversiones en la materia, coinciden funcionarios, dirigentes magisteriales y ejecutivos del gremio privado.

Una vez que el COVID tomó por sorpresa al sector educación y que las clases presenciales se suspendieran a mediados de marzo del año pasado, todo quedó a merced de la educación virtual o a distancia.

Pero la experiencia de prueba y error impidió que el año lectivo funcionara normalmente y la falta de conexión a internet provocó que decenas de miles de alumnos salieran de las clases virtuales y perdieran el año lectivo.

Los padres de familia argumentaron que los altos costos de los paquetes de acceso a internet que venden las telefónicas, así como la falta de cobertura en diversas regiones del país obligaron a que sus hijos abandonaran las clases.

Ahora está por conocerse si se aprendió la lección del año pasado y se logró mejorar la conectividad, único mecanismo para retener a los estudiantes en las clases.