Detectan en albergues 66 casos de COVID-19

0
23

Los albergues son una “bomba de tiempo” para miles de damnificados, debido a la alta exposición al contagio del COVID-19, advirtieron expertos de la salud.

“En las siguientes dos a cuatro semanas se observará el recrudecimiento de la pandemia”, afirmó el científico Marco Tulio Medina, quien integra el comité interinstitucional que monitorea los casos de coronavirus en el país.

“Se deben retomar de inmediato las medidas de bioseguridad, como el uso de mascarillas, el distanciamiento y gel”, recomendó el galeno.

Hasta el momento, se reportan más de 100,000 personas albergadas en el Valle de Sula y unas 3,000 en la capital, según el Sistema Nacional de Gestión de Riesgo (Sinager).

Las mismas autoridades han confirmado por lo menos 66 casos de coronavirus en la capital, pero la cantidad podría ser mayor en vista que no se han hecho las suficientes pruebas. Otro reporte oficial estimaba en un 15 por ciento los casos del virus entre la población albergada a nivel nacional.

HAY HACINAMIENTO

Las autoridades están preocupadas además porque cada día suman más los damnificados por las tormentas Eta e Iota, haciendo insuficientes los albergues habilitados por el gobierno.

En la capital se han abierto más de 50 albergues, muchos de los cuales no reúnen las condiciones de bioseguridad, según constataron oficiales del Comisionado Nacional de Derechos Humanos (Conadeh).

“En algunos albergues se están cumpliendo las medidas de bioseguridad, pero en otros las condiciones son precarias, pedimos al gobierno prestarles atención a los albergues”, precisó José Enamorado, un empleado del Conadeh que ayer inspeccionó los refugios de la Villa Olímpica, al oriente de la capital.

En otros refugios, los mismos damnificados han comenzado a denunciar el hacinamiento, la falta de alimentos, de colchonetas e insumos de salubridad.

“Solo nos vinieron a dejar, se olvidaron de nosotros, lo más triste es que hay muchos niños”, dijo Sarahí Reyes, alojada en un albergue de la colonia Suyapa, en Tegucigalpa.

Frente a la precariedad de los albergues, los especialistas de salud están aconsejando aislar a los damnificados para evitar el contagio masivo.

La falta de medidas de bioseguridad en los albergues incrementa el riesgo de contagio del COVID-19.

SIN AISLAMIENTO

“Era de esperarse este incremento exponencial de casos, porque no ha habido un correcto abordaje por parte de las autoridades de las personas que están en hacinamiento en estos centros”, comentó el doctor Omar Videa, quien monitorea el COVID-19 desde el inicio de la pandemia.

Creo que solo es el ojo de lo que verán más adelante, no solamente en los albergues, sino que en todo el país; esto del coronavirus es lo fuerte que ahora van a empezar a vivir en Honduras”, recalcó.

Consideró asimismo que “se debió tener zonas de aislamiento dentro de los albergues con la realización de pruebas rápidas y de antígenos para una identificación temprana”.

Videa cree además que “ahora, de una u otra manera, ya es demasiado tarde; el virus se disemina en una relación de uno a 20 cuando se está en esos centros, porque se pierde el distanciamiento social”.

Por su parte, las autoridades de Salud han comenzado a desplegar brigadas médicas por los albergues capitalinos, con el fin de controlar los casos de COVID-19 y otras enfermedades.

Estamos dando consultas médicas y dispensando medicamentos para los damnificados. Asimismo, estamos haciendo una muestra rápida de sospechosos de casos de COVID-19, para hacerles la prueba rápida”, precisó Guillermo Antúnez, brigadista de la Región Metropolitana de Salud.

“El contagio del coronavirus siempre está presente y más cuando hay condiciones de hacinamiento de los damnificados”, subrayó. (EG)

Cada día se detectan más casos de COVID-19 en los albergues para los damnificados por las tormentas Eta e Iota.

EN EL DISTRITO CENTRAL
Positividad es de 9% entre damnificados

El jefe de la Región Metropolitana de Salud del Distrito Central, Harry Bock, señaló que la positividad de los casos de COVID-19 en los distintos albergues de damnificados en la capital, es del 9 por ciento.

Tras varios testeos mediante pruebas rápidas y PCR en dichos refugios, las autoridades sanitarias han confirmado 66 casos positivos de coronavirus en dos centros de personas afectadas por las tormentas Eta e Iota.

“En cuanto a la positividad, hasta el martes teníamos 1,554 adultos y 269 niños en 31 albergues, a todos se les hizo pruebas rápidas para diagnosticar si están o no con el virus”, señaló Bock.

Hasta el momento, el Laboratorio Nacional de Virología ha entregado 712 resultados, de los cuales 66 obtuvieron resultados positivos, mismos que representan un 9 por ciento de positividad.

Bock lamentó que han identificado mayor cantidad de casos positivos en el albergue de la colonia Betania y Nueva Suyapa, donde se están realizando trabajos más minuciosos para contener los contagios.

Por su parte el administrador de la Secretaría de Salud (Sesal), César Barrientos, explicó que “todas las instituciones de socorro estamos trabajando en equipo, a fin de estar preparados en alerta en el Distrito Central, ante la amenaza del fenómeno natural, la pandemia y otras enfermedades”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here