Informe del Fosdeh revela los «excesos presupuestarios» de la democracia en Honduras

0
71

Tegucigalpa – El Foro Social de la Deuda Externa y Desarrollo (Fosdeh), presentó una investigación en la que identifica el “Costo de la Democracia en Honduras”, referente a la última década y en la que asegura que ruge en el país una planificación financiera que permita el correcto uso de los recursos estatales en el fortalecimiento de la democracia.

  • – En la última década el costo de los procesos electorales le costó a Honduras al menos 8 mil millones de lempiras según estimaciones del Fosedeh.

En ese contexto, el representante del Fosdeh, Ismael Zepeda dijo que ha existido un déficit institucional, por ello es que surge la reconfiguración de los órganos electorales -TJE, CNE y RNP-, la transparencia electoral, la rendición de cuentas y la creación de la Unidad de Política Limpia, como parte de las urgencias que necesita la democracia hondureña.

A juicio de Zepeda, todas reformas recomendadas para fortalecer el sistema político, no han cumplido con su fin primordial, ya que considera que las reformas adoptadas en Honduras solo han servido para concentrar el poder de los partidos políticos, porque las mismas no fueron despolitizadas.

Según el economista, no existió una planificación presupuestaria en los últimos dos procesos electorales, ya que solo en 2017 se aprobaron 200 millones de lempiras para las elecciones y se terminaron utilizando más de mil millones. Igual pasó en 2012 se destinaron 58 millones al extinto  Tribunal Supremo Electoral y se gastaron más de 600. En 2013 fueron 591 y se ejecutaron 873.

“Estos datos revelan que no existió una planificación para desarrollar elecciones consecuentes acorde a lo que establece la Constitución de la República, no hubo transparencia”, sostuvo y asegura que la situación poco ha cambiado a escasos seis meses para que se desarrollen las elecciones ya que el costo de las próximos comicios supera los mil 800 millones de lempiras.

El informe detalla que la creación de la Unidad de Política Limpia, generó un gasto adicional de 20 millones de lempiras, y no logró abarcar con contundencia el objetivo para el que fue creada porque ni siquiera goza de independencia para poder hacer su trabajo. “Se les sigue asignando el mismo recurso cuando ya se sabe que ese presupuesto no alcanza para cumplir con los procesos de fiscalización”, dijo.

Solo el Partido Nacional recibió por concepto de deuda política en 2017, 71 millones de lempiras, Libertad y Refundación más de 44 millones y más de 36 millones al Partido Liberal de Honduras, al final eso le costó al Estado solo para mantener a los partidos políticos más de 197 millones de lempiras a ello hay que sumarle gasto -9 millones-, que generan los organismos pequeños aun cuando no dieron el ancho en las elecciones.

Otro ente que generó un alto gasto en las pasadas elecciones fue el RNP, a quien se proporcionaron unos 400 millones, pero terminó gastando más de 800 millones. Ahora se suma el Tribunal de Justicia que también necesita una partida presupuestaria para poder operar como corresponde

“Por eso es consideramos que toda reforma al sistema electoral, urge la creación de una planificación presupuestaria real, no solo en la erogación de recursos, sino también por el impacto económico, social y político, que generarán a Honduras las nuevas reformas electorales, porque hasta el momento se desconocen algunos aspectos importantes de la democracia”, señaló.

Otro tema, sobre el que preliminarmente alertó el Fosdeh, es en cuanto a la intención de la ciudadanización de la mesas electorales receptoras, ya que se contaría con 18 integrantes en unas 18 mil mesas, eso generaría una erogación de mil 200 lempiras por persona que en total estaríamos hablando de más de 300 millones de lempiras.

“Hay que sumarle el costo por los equipos de bioseguridad que se tienen usar para que se desarrollen las elecciones, eso podría superar los 800 millones de lempiras, solo para las personas que integran las mesas y se entrega a la ciudadanía se podría superar los 100 millones de lempiras”, concluyó.