Tegucigalpa – La organización Plan Internacional de Honduras alertó hoy de un aumento en el uso de parteras por parte de hondureñas embarazadas quienes argumentan temor al contagio de COVID-19 al acudir a un centro asistencial tradicional para esta labor.

Así lo indicó, Dax Martínez, asesor técnico de Plan Internacional de Honduras quien precisó que principalmente las mujeres adolescentes optan por esta vieja práctica para dar a luz.

Argumentó que el temor a contagiarse de COVID-19 es la principal causa que impulsa a las madres hondureñas a optar por el servicio de una partera.

“Los niños están naciendo y no sabemos dónde están naciendo, qué nombres les están poniendo y cómo están naciendo”, advirtió Martínez.

Sumó que varios centros asistenciales no están atendiendo en las zonas rurales del país.

Consideró que, existe un retroceso en la institucionalización de los partos con aumento en la mortalidad materna e infantil.

“Además los niños no están siendo inscritos en el Registro Nacional de las Personas”, añadió.

Prueba de ello -dijo- la semana pasada se pudo ver abarrotadas las oficinas del RNP luego que estas anunciaran nuevamente la atención al público.

Con base en lo anterior, exhortó a las madres hondureñas a conocer sus derechos, entre los que destaca el poder acceder a la salud.

En ese sentido, lamentó que el actual sistema de salud de Honduras solo está enfocado en COVID-19 y no en la niñez.