Tegucigalpa – La independencia financiera y jurídica, así como un nuevo esquema sancionatorio por incumplimiento con las responsabilidades de rendición de cuentas por parte de los sujetos obligados, son parte fundamental del nuevo proyecto de Ley que se presentó ante el Consejo Nacional Electoral (CNE) y el Congreso Nacional para el fortalecimiento institucional de la Unidad de Política Limpia.

El Comisionado Coordinador de la Unidad de Política Limpia, Javier Franco, confirmó que la propuesta de Ley contempla la independencia de la unidad para hacer más rigurosos los procesos de fiscalización, y que, aunque se cuenta con independencia técnica, se busca la autonomía financiera y jurídica.

“Hemos presentado al Congreso Nacional y al Consejo Electoral una propuesta de ley más rigurosa acorde al nuevo modelo electoral ya que uno de los mayores retos de las democracias es vigilar y controlar a los partidos políticos para evitar que caigan en los excesos que se han estado presentando en diversas latitudes del mundo democrático respecto a su financiamiento, tanto en las fuentes públicas como en las fuentes privadas”, detalló.

En ese sentido, explicó que en relación a la vigilancia de los fondos públicos de los partidos políticos es necesario aplicar mayores controles en vista que los dineros que se invierten en la democracia provienen esencialmente de los contribuyentes nacionales y en el caso del financiamiento privado porque pueden ser utilizadas como instrumento para obtener favores y controles políticos por parte de algunos aportantes.

“Uno de los retos para controlar los excesos, sino es que el más importante, lo constituye la fiscalización de los recursos en los partidos políticos y la facultad que le dan en la propuesta de ley al Congreso a la nueva Ley que ahora se denominaría Ley para la Fiscalización del Financiamiento Político Electoral y estaría regida por un órgano, la Unidad pasaría a ser algo así como un Consejo Nacional de Fiscalización Electoral, cuyas siglas son Confie”, señaló.

De antemano la propuesta de la nueva Ley contempla algunos aspectos más relevantes entre los que se menciona la creación de la Comisión Nacional de Fiscalización Electoral que tendría autonomía plena, que tenga también el nombramiento de Comisionados Suplentes.

En la nueva propuesta, de acuerdo con lo dicho por el titular de la Unidad de Política Limpia, se plantea la obligatoriedad de abrir la cuenta bancaria para el registro de las aportaciones como un requisito para la inscripción de los candidatos a cargos de elección popular en el Consejo Nacional Electoral.

“Recordemos que el Consejo Nacional Electoral tiene una serie de requisitos para los que van a participar como candidatos, pero nosotros, conectando la Ley de Financiamiento, con la Ley del Consejo Nacional Electoral estamos agregando un nuevo requisito que es la obligatoriedad de todos los que van a ser candidatos y candidatas a cargos de elección popular su obligatoriedad para tener un registro de cuenta bancaria en la Unidad”, añadió el funcionario.

Igualmente, la propuesta para la nueva ley incorpora sanciones para aquellos sujetos obligados que no soliciten autorización para la realización de colectas populares y realizar las mismas sin haber informado el valor recaudado.

Se contempla también que las sanciones por no presentar informes financieros sean categorizadas de acuerdo al nivel electivo, influye aquí la carga electoral por municipio, por departamento Según los parámetros que establece la Asociación de Municipios de Honduras (Amhon) y se propone que se establezcan techos de gastos de campaña a los partidos políticos, mismos que la ley actual no lo contempla.

Entre otros aspectos, la ley prevé la ampliación de la cobertura de la fiscalización por parte de la Comisión a través de asociaciones ciudadanas y plebiscitos y referéndum y finalmente propone proponiendo la verificación conjunta con el Sistema de Administración de Rentas en las aportaciones privadas que reciban los Sujetos Obligados, para ello la Unidad de Política Limpia mediante el apoyo del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) y el que podría prestar la cooperación internacional para el diseño y la implementación del sistema Nacional de Rendición de Cuentas Honduras.

“Este es un modelo parecido a lo que está funcionando en Colombia y es un software por medio del cual los candidatos y candidatas, igual los representantes de los partidos políticos, podrían ir vaciando la información de su gasto de campaña en esta plataforma y nuestro auditores van a ver en tiempo real a efectos de que se pueda disminuir considerablemente el tiempo de las auditorias, además realizaremos auditorias concurrentes que son las auditorias presenciales in situ en los procesos cuando ya empiecen las elecciones generales y las primarias”, concluyó Javier Franco.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here